El único chocolate que evoca la calidez y pureza del Sur de Chile
En 1976, las familias Montecinos-Kusch y Birke-Engdahl iniciaron la travesía de agregar valor e identidad regional a las antiguas recetas alemanas elaboradas en el Sur de Chile.

Nuestra fábrica cuenta con más de cien artesanos, quienes, día a día se inspiran entorno al Santuario de la Naturaleza de la ciudad de Valdivia, para elaborar con amor nuestros chocolates y mazapanes de origen para la familia chilena.

Elaboramos chocolates, mazapanes y especialidades dulces, con un toque artesanal, orientados a rescatar los recursos regionales. Llevamos hasta tu hogar los mejores chocolates hechos con amor y orgullo por la gente de Valdivia.